2011: una odisea en el Space

Crónica en primera persona de lo que fue un Space Of Sound Festival que un servidor no olvidará

Por el título de la crónica se puede pensar que sacaré mi látigo para castigar a la organización del macroevento por excelencia que se organiza el 1 de enero en el Madrid Arena. No, lo siento. FSM es una empresa promotora por la que no siento especial cariño (ni odio), pero desde aquí no puedo poner ni un solo pero a cómo estaba montado este año Space. Mi odisea personal vino más adelante y si queréis saber que ocurrió deberéis esperar un par párrafos.

Cartel

Tras una Nochevieja tranquila y descansada, pasadas las tres de la tarde del día 1 me encaminé con mis amistades hacía el Space en transporte público. He ido a diferentes Klubbers y SPSF a lo largo de 4 años y era la primera vez que asistía al Madrid Arena así. He de decir que no es tan incómodo como puede parecer en un principio. Ideal para no llevar coche. Una vez allí, había gente pero ni punto de comparación con la que se llegó a formar hace 2 años. Fuimos al parking de pago porque era el lugar donde estaban los que decidieron ir en coche, y los que llevaban la bebida. La sensación era la misma que a la salida del metro. Había mucha concurrencia, pero eso ha estado otros años muchísimo más masificado. Obviamente esto se debe a la competencia de Day One, que arrastró a unas 15.000 personas como mínimo al Palacio de Vistalegre.

Mi plan era sencillo. Ver a Carl Craig, Paul Kalkbrenner y Booka Shade. Lo demás me importaba poco. Como es habitual en estas situaciones, y al ser un grupo grande de gente, al final acabas por amoldarte a los gustos generales, que poco o nada coincidían conmigo. Así que, el botellón se alargó más de la cuenta perdiéndome la primera hora del de Detroit en el área de Cocoon. En cuanto la luz del día se apagó, fuimos a la cola de acceso, que era larga pero muy rápida. En menos de 10 minutos ya estábamos dentro. En el ropero (3 euros por prenda, un abuso) la cola era más pequeña pero mucho más lenta. Ya reunidos en familia nos dirigimos a la zona Satelite para ver a Ellen Allien (dj muy valorada entre mis amistades).

"Elena Alienosa, su mayor fan de Madrid es de mi barrio, seguro"

Instalados en la zona Satelite, tras encontrarme con gente conocida y pedir el bonocopas de rigor, ya estábamos dispuestos a bailar sin parar. En cabina se encontraba Monika Kruse, dj de techno y luego de techno-pandereta, que saltó a la palestra por estos lares por su trillado "Latin Lovers". Personalmente nunca me ha llegado a convencer pero puso una música muy bailable y dinámica antes de que le llegara el turno a la otra mujer de la noche: Ellen Allien. La jefa de Bpitch control es famosa por sus cogorzas en macrofestivales que influyen muy negativamente en sus sets, a base de descuadres por doquier (para muestra un botón). Por suerte esa circunstancia no se dio esta vez, (lo de los descuadres, lo de la cogorza no sé) y se aproximó a lo que hizo en Mayo en Goa. Sobriedad e ingenieria alemana para poner patas arriba la sala. Me gustó lo que vi y escuché.

"A la altura de las circunstancias"

Se acercaba el fin de su sesión y ya aparecía otro alemán por cabina, Chris Liebing. Pero a quién quería ver era a Paul Kalkbrenner que llevaba 20 minutos en la sala principal. Me dejó un buen sabor de boca en Octubre y quería repetir. Mis amigos no querían moverse de la Satelite. Solución: ir solo a la aventura, y aquí comenzó mi particular odisea. En algún momento en el trayecto entre la Satelite y la principal, mi móvil se perdió por el camino. Tras escuchar su remix de La mezcla decidí llamar a mis amigos para hacer un traslado de campamento completo, que luego venía Booka Shade. Pero mi móvil había desaparecido. Enseguida volví al mismo sitio de antes pero mis amigos se habían esfumado. A ver qué hacía sin poder localizar a nadie. Por suerte, encontré a otra gente que me dejó hacer una llamada para anular mi número, pero mis amigos no aparecían y ahí estaba viendo a un Chris Liebing contundente pero descafeinado para lo que ha sido en el pasado. Así que me emperré en mover a "mi nuevo grupo" a la principal para ver a Kalkbrenner, con escaso éxito (¿por qué la gente no se fía de mi criterio?).

Pero de perdidos al río, volví a irme solo y me encontré con una amiga en mi misma situación, también había perdido a sus amigos. Así que los dos a la principal donde ya estaban Booka Shade. Y con esta pareja tengo que quitarme el sombrero ante su house electrónico. Sonaron sus pelotazos y remixes que todo el mundo bailaba. Realmente buenos y todo un subidón escuchar a los autores de temas como “In the White rooms” o “Body Language” en directo. De diez.

"De lo mejor de la noche, si hubieran hecho un live se me saltarían las lágrimas"

Más tarde se supone que se puso Marco V. Y digo que se supone porque la última vez que escuché a este señor allá por 2004, en la famosísima Bacardi & MOS, pinchaba un trance muy movidito con bases que lindaban con el techno. Pues me dio la sensación que no puso ni una cosa ni otra, llegando a sonar el conocido “We are friends” de Justice vs Simian. Si Marco V ha tenido que llegar a esto, ya no entiendo nada. Viendo las horas que eran, y que tenía que volver a casa solo en metro, opté por la retirada.

"Así estaba el asunto en la principal"

En otros aspectos del festival a destacar fue el buen rollo en general de todo el mundo, pensaba que vería más macarrismo pero no. También cabe mencionar el despliegue de seguridad por todo el recinto, vi como a más de uno que pillaron con “las manos en la masa” quedándose sin masa. Y sobre todo, el efectivo equipo de limpieza porque caía una copa y enseguida surgía un empleado, no sé de dónde, con su escoba, recogedor y cubo de basura para dejar el sitio impoluto. Mi sensación fue que la organización estuvo a un alto nivel en todos sus aspectos y me sorprende escribir esto.

P.D: como suele ocurrir en estos sitios mis amigos no se movieron de la Satelite en toda la noche, sólo estaban más cerca de cabina. ¡Manda cojones!

_________________________________

Fotos: Electrónica&Roll
Videos: Electrónica&Roll

Comentarios

Pablo S ha dicho que…
La verdad es que yo te entiendo, a mí me pasó algo parecido. Estábamos en el Creamfields 2009 y me metí yo solo para ver a Mauro Picotto y a Rex The Dog después, y cuando quise llamarlos mi móvil se había quedado sin batería.

Benditas ganas de oír buena música
JMTello ha dicho que…
gareth Emery fue lo mejor de la noche de canteo!!!
y Marco V casi a la altura...
B-Face ha dicho que…
Menudo trancero-truhán que no avisas de que estarías por allí!!

Como tiran las melodías tranceras jajajaja
Victor Chicano ha dicho que…
Vaya putada B-Face... esas cosas pasan hasta en las mejores familias... :S El live de Paul tuvo que haber sido super pistero...!! Menos mal que lo viste en octubre..