Translate

jueves, 22 de marzo de 2012

Klubbers Day 2012: Sábado 17

Carl Craig imperial, Scuba energético, Dixon sugerente, Monolake sorprendiendo, Apparat divertido

Con la distancia del tiempo es muy posible que las crónicas del segundo día de la séptima edición de Klubbers Day se resuman a una sola figura con nombre, apellido y apodo. Pero además de Carl Craig bajo uno de sus akas más crudos: 69, esta jornada dejó otras grandes actuaciones que merecen ser mentadas. Vamos a ello. 


La segunda noche de Klubbers Day, y ya con cierto cansancio haciendo mella, se desarrolló a camino entre el Arena Club y las dos zonas que estuvieron cerradas el día anterior: Satélite y Arena Bar. No pisamos la zona principal de trance pero tenéis a vuestra disposición lo ocurrido allí; y siendo sinceros estuvimos muy poco en la Basement donde los chicos techneros del norte partieron la pana porque estuvo llena prácticamente toda la noche. Mención especial a Reeko que fue el amo y señor de dicha zona. O eso se comenta.

A primera hora pasamos por el Arena Bar -esa zona dedicada a las New Faces y al producto nacional- y ahí se encontraban los compañeros de Morning Factory: Roberto Leo y Adam! Y como no podía ser de otro modo estaban pinchando House y Deep-House de tomo y lomo. Entre ellos sonó esa remezcla de Mike Huckaby al “Drummachine” de John Spring. Para que os hagáis una idea como se las gastaron en cuanto a selección musical.


En el Arena Club estaban Dali & Dinamite dos chicas que para ser primera hora estaban muy pasadas de revoluciones. El que buscara techno lo iba a encontrar y más con el relevo de un Undo en plan señor, mucha categoría en los ritmos duros y pesados. Pero el cuerpo no nos pedía esa contundencia y el destino ideal era la Satélite ya que estaba a los platos Dixon desde Innervisions.

Aquí hay que hacer un inciso, si el día anterior la zona principal tuvo una presión de sonido floja y regulera, la Satélite (la segunda zona de más capacidad del Madrid Arena) fue todo lo contrario. Sonaba de lujo y los responsables de sonido pueden estar bien orgullosos de su trabajo, desde aquí mi enhorabuena. La temática de dicho lugar era el festival alemán Fly Bermuda con estrambóticas y simpáticas performances que repartían chucherías y caramelos al público. Y volviendo al tema estrictamente musical, Dixon estuvo sobrio y elegante para una pista algo vacía. Se iba animando poco a poco según la gente buscaba acomodo. Audible y bailable con sinuoso deep-house.


Y como Dixon nos animó bastante y nos recargó las pilas, el siguiente nombre marcado en rojo en nuestra hoja de ruta era Scuba. Subimos de nuevo a la planta superior y el señor Paul Rose estaba más que animado poniendo patas arriba a los presentes con su techno de alta alcurnia alternado con ritmos rotos que eran muy bien recibidos por la gente. El inglés abandera un techno fresco y de mucha calidad refrendado en Personality, su último álbum, y del que cayeron varios tracks como “Gekko”, “Ignition Key” o “The Hope”.


Con la energía que nos imprimió Scuba volvimos a dejarnos caer por Satélite para ver el Hi-Tech de una de las apuestas más arriesgadas de esta edición de Klubbers Day: el live de Monolake. Música abstracta y vanguardista a las tres de la mañana en la segunda zona más amplia del recinto. Si el día anterior la gente no comprendió el techno de los chicos de Berghain y era mucho más bailable, ¿cómo reaccionarían con el discurso desarrollado por Robert Henke con Torsten Pröfrock a las visuales? Pues con disparidad de gestos y actitudes. Unos embobados y ojipláticos ante la maravilla estructural que les entraba por los oídos y veían en las pantallas; y otros con cara de no entender absolutamente nada como si se estuvieran aburriendo ante tanta abstracción sonora. En la capital nos va la caña y eso lo sabe muy bien Apparat porque en la zona de arriba se estaba marcando un set festivalero y variado con mucho buen gusto donde lo mismo sonaba el remix de Carl Craig al “Kill 100” de X-Press 2 (techno clásico-básico) que se marcaba Nu-Disco actual del gran John Talabot. Sí, pincho “When the past was present”. ¡Bien por Sascha Ring!

"Video 2x1"

De nuevo por la zona de los New Faces, Gabryel Casse estaba finiquitando su set mientras Pedro Romero aka Radio Transmision estaba montando un tinglado de aparatos y ordenadores en una combinación perfecta entre lo digital y lo analógico. Gran comienzo y desarrollo con un techno personal. Que shows como el del sevillano no se le den bola en Madrid es algo que no alcanzo a comprender. No pudimos grabar nada pero bendito You Tube.

Y ahora sí, es momento de hablar del plato fuerte del festival: el esperado live de Carl Craig como 69 por primera vez en la capital. Si el año pasado el maestro de Detroit fue de lo mejor en su faceta de selector musical este año el “Tito Carl” se vistió de gala (camisa blanca) ocultó su rostro bajo una máscara veneciana Naso Turco y se rodeo de mil y una máquinas. Con esa apariencia y esas armas nos ametralló a todos el pecho gracias a la presión de sonido que había. Abrías la boca y la cuerdas vocales vibraban. El que estuviera resfriado los esputos le vendrían solos a la boca. Que brutalidad de directo. Jugó con nosotros lo que quiso y un poco más. Repasó sus temas bajo su alias guarrete sonando producciones como “Desire” y con manos de pianista tocó algunos acordes que recordaban al “Good Life” de Inner City. Puro espectáculo audio-visual cimentado en una calidad exquisita. Pocas palabras que añadir para disfrutar de un genio.

"Master...

 
... Class"

Lo único que se le puede achacar es que a mi particularmente se me hizo muy corto, a las 5:20 ya estaba M.A.N.D.Y a los platos. Pero tras tanta intensidad lo mejor no fue alargar la noche porque quedaba una última jornada cargada de Klubbers Day.

Lo mejor: 69, Scuba, Dixon. El sonido de la Satélite

Lo peor: Que el directo de Craig se nos hiciera tan corto

___________________________

Videos y fotos: Electrónica & Roll
Todas las fotos tomadas se publicarán en el Facebook de E&R así que puedes dar al Me gusta

2 comentarios:

Alberto foronda dijo...

Antes de nada he de decir, que esta era mi primera incursion en un festival de estas caracteristicas, y no me defraudo para nada, ya que tuve un maestro de ceremonias omo mi amigo Sergio de guia durante casi toda la noche, me recomendo acompañarle a ver a Carl Craig y asi fue como llegue a la satelite para verle, fue un directo brutal, mucho ruido del bueno, y a mi en especial... me hizo que retumbara en mi hasta el intestino delgado, de lo bien que sonaba, y para finalizar decir, que no sera la ltima vez que se me vea por aquellos lares.
Una gran cronica si señor, un abrazo

B-Face dijo...

ahhh la amistad... quién tiene un amigo tiene un tesoro jajajaja Me alegro que disfrutaras