Translate

sábado, 19 de mayo de 2012

Maya Jane Coles, la mujer versátil

Revisión a su Dj Kicks para ¡K7 Records

No soy muy dado a comentar cd-mixes, un formato musical que hace unos 10 años consumía de forma compulsiva, pero no es menos cierto que desde hace un par de meses he vuelto a coger el gusanillo de sesiones mezcladas por otros y puestas a la venta. A los dos últimos Balance (tanto el de Henry Saiz como el de Deetron), el Soul Mates de Fritz Kalkbrenner o el que nos ocupa ahora, el excelso Dj Kicks de la inglesa Maya Jane Coles.


La serie Dj Kicks tiene buen ojo a la hora de seleccionar a los artistas que mezclan sus recopilatorios. James Holden o Apparat han sido de los últimos en ofrecer grandes compilaciones de temas mezclados. Lo primero que puede extrañar es que voy a analizar un cd-mix que ha sido puesto a la venta hace un mes. He estado semanas y semanas escuchándolo en casa, y sobre todo en el coche, y si tengo que definir el álbum de Maya Jane Coles con una palabra esa es diversidad. Coles se defiende en terrenos de House -con variantes deep y mucho elemento vocal- y a eso se le suma un toque más dubstepero y de ritmos rotos; pariendo una combinación explosiva y tremendamente efectiva. La británica fue antes productora que dj y eso se nota en la concepción de una elección de cortes calculada al milítmetro y que sin embargo fluye y embriaga. 

Sabe comenzar suave con la sonoridad eterea de “Loqux & Past” de Deft para ir adentrandose en la profundidad más deep con “Mainlin” de Kris Wadsworth y acto seguido meter el primer hit reconocible por todos: “Money” de Chasing Kurts. Ritmos gamberros y étnicos se entremezclan (temas de Bozweel y Larse por ejemplo) y elegancia aterciopelada con esa maravilla que es “All Alone (Domyan Just slow remix)” de Milscot. Además de atreverse con elementos más épicos y marchososos como el "Never Believed" de Phil Kieran & White Noise. Y todo eso sin llegar a la mitad del disco.

“Not listening” es el aporte especial de la propia artista como productora. Un tema de house electrónico especialmente realizado para la ocasión. Otro de los cortes destacados en esta selección musical es la brutal mezcla del “Hate me (Muteoscillator Fairy Tall remix)” de Roberto Bardini con el “Guess Who” de Tripmastaz lo que nos hace ir a un house primigenio de bombo duro y bajo grueso y así ir tocando palos más tech-house y movidos hasta llegar a la decimoquinta pista donde los bpm´s suben, los ritmos se rompen y una bass music melódica y atmosférica pero bailabe hace acto de presencia con “Meant To Be” o “Berg 10”, entre otros. La recta final llega con sonidos clásicos y analógicos pero sin bajar el pistón hasta los dos últimos temas relajantes para cerrar una versátil compilación por una de las chicas de moda.


Quizá no llegue a la perfección por algunas mezclas demasiado bruscas (por no decir a capón) pero es que son demasiados estilos y variantes que hacen que los bpm´s suban y bajen cual montaña rusa a lo largo de los 22 temas que componen la obra. Aunque precisamente ese es el concepto musical de la inglesa. Aún así es un cd-mix totalmente recomendable. Aquí dejo como la propia artista explica (en inglés) su filosofía a la hora de hacer música.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

YO, no me canso de recomendarlo... me encanta! Y tengo muchas ganas de verla en Sonar 2012!

Espectacular seleccion musical. Coincido contigo en la mezcla del “Hate me" con el “Guess Who” brutal.

Saludos, Blac.

B-Face dijo...

Es de esas mezclas que en directo te ponen bruto.