Translate

lunes, 18 de febrero de 2013

Origin, las entrañas de Dosem

Análisis del segundo L.P del de Girona que se publica hoy en Tronic

La prueba de fuego de todo artista que se dedica a la música es segundo disco. Si tu debut ha sido prometedor pero regulero tienes que dar un puñetazo en la mesa y decir ¡Aquí estoy yo! Si por el contrario tu primer trabajo en largo no solo es que haya sido prometedor sino que ha sido abrazado por crítica y público tienes que dar un puñetazo en la mesa, levantarte y gritar ¡AQUÍ ESTOY YO! Demostrar carácter y personalidad. Que lo hecho anteriormente no ha sido fruto de la casualidad. Básicamente esas dos características son las que mejor puede definir Origin, que es la confirmación y al mismo tiempo el reseteo de Dosem como autor de música electrónica.


Origin, que se publica hoy en Tronic, no es el "de dónde vengo" del de Girona; es el "a dónde quiero ir". El renacimiento y la apuesta más alta por su propio sonido. Conceptualmente, Parallel (su anterior trabajo en largo) es más detallista con finas pinceladas jugando a dibujar sombras al carboncillo. Origin son distintas gamas de color dando un tono único e identificable y puesto en el lienzo de diferentes modos que pueden ir desde brochazos hasta técnicas de goteo. Origin impacta más porque es mucho más directo e infeccioso que Parallel. Uno era el alma de Dosem y éste nuevo trabajo son sus entrañas que te las vomita en la cara. Aire reivindicativo total siendo la máxima explosión del Hi-Tech-Funk. El término con el que el productor define a su música de baile.

Son 14 cortes donde cada título representa una sensación. Así pues el comienzo con Elevation es la invitación a este renacer, y que puede servir de puente con su anterior L.P, un último coletazo del Sendo más denso. Acto seguido A Modern Ritual marca de lo que en realidad va esto. Y esto es baile y melodía. Guy J o Digweed estarán pensando ¿Por qué diablos no hemos publicado esto? Sonido progressive y evocador. Black Unicorn sigue ese mismo parámetro pero con más fuerza y repriss con cierto olor futurista en el ambiente.

El primer descanso lo tienes con Rooftop Party, momento lúdico para jugar con otros ritmos. It Matters To Me volvemos a un Dosem personal en forma y fondo donde él mismo usa su propia voz. Tech-House profundo, elegante e hipnótico. Sigo reivindicando que este señor se lance a la piscina y nos regale un E.P vocal de una santa vez. Un tech-house más bailón y groovero, en esa línea en la que ha jugado este año en sellos como Toolroom y Suara, es el que nos presenta en From the Edge. En Vessier nos encontramos ante la mezcla sonora techno-ravera con house y big beat única e inimitable de Dosem. Su ADN queda patente.


Sendo (el otro aka del artista) quizá no esté de cuerpo presente pero sí de espíritu. A la melancólica y casi sci-fi Android Lover nos remitimos. Hicom es el retorno al techno melódico con una inspiración Kowalskiana muy clara. Abstral hace del tribalismo un sayo. Posiblemente el único tema que prometa más de lo que da.

Nation es una de esas bombas para la pista de baile y para mi gusto el track que mejor capta la esencia Dosem, por delante de Vessier. Sobre todo por el cambio de rumbo que toma a mitad de la producción. Future Noir y The Choice es la experimentación y la versatilidad de la que hace gala el jefe de Soundfate. Y Origin sencillamente es sonido trónico en la senda de Christian Smith (a la postre padrino del álbum).

Y llega la pregunta del millón ¿Origin es mejor que Parallel? Pues no se pueden comparar porque están realizados desde perspectivas totalmente distintas con dos enfoques bien diferenciados y a la vez complementarios. Con Origin, Parallel cobra otro significado. El de una huída sin perder una identidad. Origin reafirma con carácter y pulso firme esa personalidad. Tenemos el alma y el cuerpo. Ahora solo nos queda esperar la mente para cerrar la trilogía. Segundas partes sí son buenas como El Padrino II o El Caballero Óscuro.

0 comentarios: