Translate

martes, 5 de marzo de 2013

El cuento futurista de Space Dimension Controller

R&S publica una narrativa sonora de puro Sci-Fi electrónico

Hace mucho tiempo que no escucho de forma tan compulsiva un disco (tres veces seguidas en una tarde) y esto me ha ocurrido con el último lanzamiento de R&S, el sello del caballo rampante. Y es que si además de gustarte la música electrónica, te gusta el cine de ciencia ficción estás ante un trabajo al que calificarás de obra maestra de inmediato por la versatilidad de forma y fondo que tiene este Welcome to Mikrosector. Y el creador de ésto, Space Dimension Controller, solo tiene unos insultantes 20 años.


El joven de Belfast, que responde al nombre de Jack Hamill, crea todo un argumento en forma de cuento de aventuras espaciales (con viajes en el tiempo incluidos) donde nos sitúa en la piel de Mr. 8040, un miembro del consejo de seguridad de la colonia terrícola del planeta Mikrosector-50. Estamos en el año 2352 y la Tierra lleva invadida desde hace un siglo por una raza alienígena llamada Pulsovians. Mr. 8040 activa un mecanismo por el que viaja en el tiempo hasta 2009 y en ese momento tiene dos misiones: hallar el modo de regresar a su dimensión y al mismo tiempo aprovechar la libertad de los humanos para escuchar, bailar y hacer el amor con cualquier tipo de música.

Este argumento es el punto de partida con el que arranca esta Space Opera electrónica compilada en un doble L.P de 13 temas. Posiblemente nos encontremos ante algo pretencioso por la juventud del productor lo que le da un margen para esperar algo aún más prometedor. Pero es que a base de sus coqueteos con IDM, música Disco, Boogie, House, Funky, Acid, incluso se atreve con Techno, te muestra que no solo tiene una idea sólida y autoconclusiva, sino que el tipo se cree lo que hace y lo lleva a las últimas consecuencias, dando un empaque que más de un productor veterano querría tener. Las voces de los distintos personajes son él mismo. Y toda la historia, además de tener líneas de texto que hacen ver la cinemática del disco como algo obvio, está narrada con un dinamismo sonoro que hace que te zambullas en este cuento futurista y quieras saber qué ocurre después. No es una obra para despiezarla, aunque tenga set pieces que puedan funcionar por si mismas sacándolas de contexto (el penúltimo track es puro Daft Punk dando un happy ending colorido a lo Star Wars) sino para verla como un todo. Un todo perfecto, diría yo.

Quizá 2001:Una odisea en el espacio esté más en la órbita de un Jeff Mills pero Space Dimension Controller se revela como el Joss Whedon de la electrónica. A mi me ha vendido la historia y su disco. Algunos ya lo consideran como un digno sucesor del legado de Aphex Twin. Puede ser apostar demasiado alto pero Hamill con 20 años ha demostrado que tiene arrestos para comerse el futuro. ¿Traerá el equilibrio a la Fuerza?

2 comentarios:

Nacho Oncina dijo...

Joder, me encanta!!!

B-Face dijo...

Es un disco buenísimo!