Translate

viernes, 18 de octubre de 2013

El abrazo de Deetron al House

Music Over Matter es el cambio musical del suizo con vocales por doquier

El lunes se pone a la venta el esperado segundo disco del siempre admirado Sam Geiser, aka Deetron. El sello belga Music Man editará Music Over Matter, como ya hiciera con el primer trabajo en largo del suizo hace la friolera de ocho años. Un punto de inflexión en su carrera puesto que supuso un no parar de crecer con producciones delicadas, con basslines trabajadísimos en combinación con melodías que te transportan a otros mundos. Esa es su marca personal, que si bien podía ser más oscura o más luminosa, dejaba claro su huida hacia delante, en mi opinión acertada, de los sonidos más crudos que facturaba cuando el techno más bruto a la par que elegante era su credo.


Con Music Over Matter la transición "From Techno to House" es su siguiente paso. Por el momento no es house no el sentido clásico de la palabra con reminiscencias de Chicago, es algo más electrónico, que puede casar con cualquier estilo. A partir de ahora nos encontraremos con otro Deetron. No sabemos cómo será pero deja claro que apuesta por sonidos más desenfadados pero igual de trabajados. El elemento que nos indica esto es el uso de la voz. De 12 tracks diez cuenta con vocales bien definidas. Blanco y en botella, leche. Para ello se ha rodeado de unas colaboraciones de lujo que le dan al trabajo, por increíble que parezca, un aspecto variopinto y ecléctico.

El álbum se abre con dos viejos conocidos del suizo. Sus amigos Ripperton y Cooly G son los encargados de hacer de "Thinking" un tema con toques del techno más glitchy por los viejos tiempos. A partir de ahí, y con la salvedad del oscuro Love Song con Seth Troxler marcándose un largo speech como en aquel "Each Step", el carácter buenrollero es el que predomina. Ya conocemos desde hace más de un año "Crave" que cuenta con la colaboración Hercules & Love Affair, así que poco hay que hablar sobre él. El ejercicio de estilo más house, ahora sí en el sentido clásico de la palabra, que realiza Geiser es "Sing". Lo hace en solitario y es un pequeña delicia. Apuesto a que sus nuevas producciones tomarán este camino.



"Insatiable" pone la energía más UK House en la tradición más británica con la voz de Delvis, mucho menos dubby es ese Rhythm con el británico Ben Westbeech en estado de gracia. Un revienta pistas en potencia que ya presentamos en nuestro apéndice radiofónico. "Come Away Further" es el coqueteo dubstep del suizo y sale bien parado. La influencia del sonido de las islas es más que palpable y, si no, escuchad "Rescue", penúltimo corte que parece parido por Maya Jane Coles.



La melancolía y la calidez también tiene su protagonismo con ese orgánico Keepin´On con el mismísimo Fritz Kalkbrenner al micro. El tema más evocador de largo en contraste con los pistemos Count On Me y Strange Things. Ambos son track con ADN Deetroniano, el primero fue el número 50 de Aus Music, el sello de Will Saul, y que se ha incluido en el tracklist; y el segundo Justin Chapman aporta su voz para unos arpegios que no para de crecer.



El poderoso subgrave y la vocal tan british de "Can´t Love You More" cierra Music Over Matter en lo que parece la despedida definitiva de los designios más techno que han marcado los primeros pasos de Deetron. Aunque antes de eso se da un gustazo rescatando su pelotazo tech-house "Starblazer" editado en Rejected hace un par de años como Bonus Track.



Lo dicho, el disco es una transición de Deetron hacia otros senderos sonoros. Lleno de clase, por supuesto, pero que puede defraudar al fan que quiera algo más desgarrador. Me da a mi que esa faceta se la guardará para sus trabajos como remezclador. 


0 comentarios: