Translate

viernes, 25 de abril de 2014

Monegros Desert Festival anuncia los primeros artistas de su 20ºAniversario

Y se monta la polémica por su apuesta por el EDM

Ya analizamos los principales festivales veraniegos del 2014. Faltaba saber qué iba a hacer Monegros Desert Festival que si bien ya tenía fecha de celebración- 19 de julio- y entradas a la venta -por un módico precio de 55€- no había ningún artista confirmado a unos tres meses de la celebración del evento. Por eso es el momento de recuperar la frase que les dedicamos: "Este mutismo da que pensar dos cosas: o tiene un as muy, pero que muy gordo en la manga (estilo Daft Punk como reconocido sueño húmedo de Juan Arnau senior) o aquí va a haber una apertura descarada por un cambio musical y generacional que riéte tú de lo ocurrido en 2011 con Guetta como cabeza de cartel. Ojalá fuera lo primero, pero viendo las tendencias festivaleras españolas apostaría por lo segundo". Pues ya tenemos respuesta y nuestro olfato no falló.


Skrillex, y su nave espacial que tanto rédito dio el año pasado a Sónar, como cabeza de cartel. Secundado por Steve Aoki, otra diva del EDM, con el veterano Carl Cox (que va un año sí, otro no al festival) y con Boys Noize como un cruce de todo. La sensación general no puede ser más pesimista y decepcionante, así que las feroces críticas en el Facebook de Monegros (desde insultos a la organización hasta una reventa improvisada de entradas) no se hicieron esperar por mucho que este anuncio fuera con nocturnidad y alevosía. Quizá porque desde la misma organización son conscientes de que esto pasaría.

Seguramente que en próximos avances habrá techno, mucho techno, con nombres que suelen acudir a menudo al festival, pero la inseguridad que encierra este primer anuncio hace que se pierda la esencia de lo que en su día fue la Groove Parade. Porque al igual que podemos apostar que vendrán artistas de estilos más minoritarios, no nos cabe duda que seguirá habiendo confirmaciones comerciales a mansalva. Por otro lado, tenemos la tónica cada vez más habitual de los festivales patrios, sobre todo los de nuevo cuño, de mezclar churras con merinas en sus line-ups para atraer a todo tipo de target. El problema es que Monegros, y más en su 20º Aniversario, no necesita hacerse con un nombre y una reputación porque ya tiene ambas, y siempre se ha identificado como una monstruosa Rave (no creo que una rave suene lo que ponen Skrillex y Aoki) para los que huyen de sonidos trillados y facilones.

Esto pone de relieve que desde Monegros no se confía en su público de siempre (muchos rondando y superando la treintena donde sus fiestas locas fueron hace una década, o dos) ni en que las nuevas generaciones abracen y paguen por el "underground" y busca el relevo generacional. Ese relevo generacional de público entra con este tipo de confirmaciones. Artistas de masas que YouTube consagra con sus actuaciones en macro-festivales extranjeros. Una masa que sea la que pague la fiesta, mientras que el público fiel se diluye en otras carpas, o lo que puede ser peor para la organización, en otros festivales.

La entrada ha subido a 65€ y el 8 de mayo habrá nuevas confirmaciones. Veremos si en el nuevo avance se acuerdan de las raíces del festival o siguen con esta huída hacia delante. Lo que más espera un servidor son los clásicos vídeos de Juan Arnau donde explica sus decisiones y los entresijos del festival. Con la cantidad de gente que hay de uñas promete ser, como mínimo, interesante.

0 comentarios: