Translate

lunes, 13 de octubre de 2014

Mark Bell, otra leyenda que nos deja

Se confirma la muerte del alma máter de LFO


Ya es público que Mark Bell ha muerto. Una serie de tuits de artistas como The Black Dog y Drums of Death alertaban del hecho. Una media hora después diferentes medios nacionales e internacionales se hacían eco de la triste noticia sin esclarecer motivos. Ahora Warp confirma en Facebook que el integrante de LFO falleció la semana pasada por una serie de complicaciones tras una operación.


Hablar de Mark Bell es hablar de uno de los pioneros en la música electrónica con un legado corto pero intenso como LFO que ha influenciado a todo tipo de productores. El de Leeds provenía de la escena hip-hop (era breakdancer en su adolescencia) y del electro de los primeros años 80. Vivió la explosión del Acid House y junto con su amigo Gez Varley formó LFO (siglas de Low Frequency Oscillation) creando una producción con el mismo nombre que editó Warp en 1990. Su álbum debut es el mítico e influyente Frecuencies que llegó en 1991 y propagó el denominado Bleep Techno. En 1996 se publicó Advance y con él Varley abandonó el proyecto por otro llamado Feedback con Simon Hartley como socio.


Bell continuó con LFO en solitario al mismo tiempo que ejercía labores de productor en diferentes discos de Björk y Depeche Mode. En 2003 vió la luz Sheath el último álbum de estudio de LFO. Su último paso por España fue en el Primavera Sound de hace dos años.

Para el recuerdo nos quedan sus producciones como Freeze, Freak y sobre todo Loop junto a Richie Hawtin como F.U.S.E. Un clásico que más de 20 años después se sigue pinchando.

0 comentarios: