Translate

martes, 11 de noviembre de 2014

El puñetazo en la mesa de Replay

Crónica de la edición más exitosa de la fiesta mensual en Groove


Si eres de los que fuiste a la última edición de Replay Sunset Parties el pasado domingo y esperas leer algo sobre Deetron o las cuatro horas de Joseph Capriati, te aconsejamos que pares aquí. Sabemos que Deetron se puso el traje del technero que era no hace mucho (poniendo temas de Jeff Mills) y que Joseph Capriati tiró -y para bien- mucho más de su lado de Drumcode que de su lado monótono Music On. Pero más allá de eso no podemos contar mucho más de lo sucedido en la Main Room de la sala Groove. ¿Por qué? Porque no salimos de la Air Club desde que entramos sobre las 5:30 de la tarde hasta que salimos a las 00:30. El motivo fueron los cuatro ases patrios que se dedicaron a repartir mandanga sonora sin compasión ninguna, en un lleno que mi memoria no alcanza a recordar en semejante zona.


Nunca se había visto así a Replay. El polígono de Pinto presentaba muy buen color y uno de los parkings de la sala Groove ya estaba prácticamente lleno a las 5 de la tarde. Las comparaciones siempre son odiosas, pero ese ambiente olía a Goa. No a la actual, sino a aquella de llenazos en Fabrik con la gente que sabe de que va el juego en las ahora inservibles Crystal Room y Upper Floor. Y si esa era la impresión en la afueras, dentro esta sensación se multiplicaba al desembarcar en la Air Club, la zona exterior de la fiesta.

Allí, con las últimas horas de luz del día estaban los residentes Simón García y David Ponziano calentando una pista que era puro magma. Vamos que no hacía falta poner cosas livianas, el desenfreno ya estaba instalado a base del groove funkoide de Ponziano y el toque melódico y lisérgico de García que tuvo como colofón su 'Radians'.


En esa ya aparecía el primero de los invitados el asturiano Kresy. Este hombre pegado a su gorra de NYC está de dulce con su sello Discomaths y su residencia en Lanna, y al verle ante un público tan entregado sabes que la va a liar sí o sí. ¡Y vaya si lo hizo! Al igual que en su visita a Siroco empezó con House guerrero, rollo Sidney Charles en combinación con sonidos ácidos, para tirar por el camino Techno descaradamente. La Air Club ya se había convertido en un club oscuro con la puesta de Sol (y del personal) y solo faltaba un poco más de gasolina para que hubiera más llamaradas. Solución: 'Positive Education' de Slam y Kresy azuzando al público. ¡Lío del bueno!


Con este panorama, el siguiente invitado, El_Txef_A, solo tenía una escapatoria: ir a degüello y no dejar prisioneros. Quien se esperase al vasco mostrando su lado más Housero y emotivo se llevaría un chasco, y de los gordos. Esa faceta suya llegó en los últimos compases de su set pero antes sentó cátedra con una selección marciana extraída de alguna luna de Saturno. Techno conciso y ácido, muy ácido para que el personal no bajara el ritmo al son de tracks de Eduardo De la Calle o Recondite. Todo ello con su natural sobriedad en cabina y su depurada y fina técnica.


Simón García y David Ponziano volvieron a retomar los mandos de la nave en una Air Club en la que ya había mucho menos agobio (algunos se irían a sus casas y la gran mayoría estarían en la main room con Capriati). Los que nos quedamos disfrutamos de temas como 'Materium' de Alex Niggeman, el bailongo 'Booty comes first' de Catz N´Dogz o la remezcla de Deetron al 'Black Ice' de Basic Soul Unit. Pero si mereció la pena no moverse de allí fue por la sorpresa del improvisado B4B que reunió a los cuatro Dj´s de la tarde poniendo un track cada uno. Además del lleno, por cosas como esta se puede decir que en esta edición de Replay marca su propio punto de inflexión como fiesta. Un puñetazo en la mesa que va a marcar el devenir de sus futuros eventos. Por line-up, este es el camino para encandilar a crítica y público.

0 comentarios: