Translate

miércoles, 8 de julio de 2015

ElectroSplash 2015, la hora de la consolidación

Un repaso al festival y unas recomendaciones artísticas

Ya estamos en la semana en la que se celebra la segunda edición de la segunda y renacido etapa del festival ElectroSplash. Un evento que tiene lugar en Vinaroz (Castellón) que dura tres días (10, 11 y 12 de julio), se realiza en horario diurno con la playa castellonense de Fora Forat a escasos metros del recinto. Todo ello a un precio competitivo en sus abonos y un cartel realizado con mimo que busca algo más que vender entradas a espuertas, sino a ofrecer una experiencia festivalera diferente con la electrónica como gran protagonista recurriendo a artistas internacionales, nacionales y locales que destacan por la calidad de sus propuestas. Hace un año escribí unas líneas en las que definía este festival como un anti-FIB electrónico con un espíritu gamberro, divertido y subversivo que nació en 2003. Ahora se ha convertido en un evento para saciar a todos esos freaks de muro de Facebook con el culo pelado de fiestas del más diverso pelaje que siempre se quejan de programaciones clónicas en los grandes eventos de este país. ElectroSplash se dirige a un público electrónicamente adulto (y no estamos hablando de edad) sin excluir a todo el que quiera pasarlo de fábula en unos horarios a los que no estamos muy acostumbrados. Es la hora de la reválida y es el momento de demostrar que un proyecto de estas características es viable.



-Los puntos fuertes

Básicamente el punto fuerte de ElectroSplash, line-up a parte, es su localización y horario. Un festival a orillas del Mediterráneo (prácticamente de forma literal) es una idea apetecible por si misma. El horario diurno que va desde las 12 del mediodía a las 2 de la madrugada es una concepción europea que se va asentando poco a poco en España, que siempre hemos sido más nocturnos y dejamos para el día los afters y matinales.

Otro punto positivo ha sido que los tres días no serán de sábado a lunes sino de viernes a domingo con lo que la última jornada no sufrirá un bajón de asistencia como ocurrió el año pasado, ya que solo podrían permitirse estar en el festival gente de vacaciones o que libren el lunes.

La cantidad de actividades que propone el festival más allá de la música como el SplasherVan -una zona en el parking para que te pegues el festival en una autocaravana-, Paddle Surf o Beach Volley o una zona Gaming llena de juegos y premios, entre otras, también hace que el ElectroSplash presente variedad a la hora de tomarse un descanso entre sesión y sesión. Aunque para descanso el que podrá tomarse el público femenino en el espacio exclusivo AdoptaUnTio, un lugar de relax para ellas.

Que el municipio y habitantes de Vinaroz se vuelquen con el festival, no hay nada mejor que un pueblo abierto a las ganancias de un evento como este, hacen que el visitante se siente como en casa. Y eso siempre es un plus.

Todo esto va aparejado al precio ya que por tres días el abono cuesta 49 más gastos de distribución. También hay una posibilidad de entradas por días a un precio de 30€ viernes y sábado y 25€ el domingo.

-El cartel

Como hemos dicho antes, las tres zonas que presentará el festival (cuatro si tienes un abono VIP) tendrán una programación basada en artistas internacionales, nacionales y locales. Todo prominentemente electrónico donde habrá varios estilos que van desde el Nu-Disco hasta el Techno más abigarrado pasando por conciertos con aires pop y post-rock. En una palabra: variedad sin estar reñida con la calidad.


Si bien es cierto que este año en comparación con el anterior, parece que falta un puñetazo en la mesa (o al menos a nosotros nos parecía más potente en el aspecto internacional), pero su line-up presenta toda una ristra de artistas de primer orden con gente tan contrastada como Miss Kittin, Anthony Rother, M.A.N.D.Y, Adriatique, Damian Lazarus, Art Department, Roman Flügel o Lindstrom. Todos ellos son una garantía en cualquier festival.

A favor de la organización hay que decir que se supieron reponer rápidamente ante una baja importante como la de Óscar Mulero, sustituyéndole rápidamente por Luke Slater.

En el aspecto nacional Cycle, Edu Imbernon, Fran Lenaers, Marc Piñol, Daniel Kyo, Undo, Pau Roca, Dj Fra, BSN Posse, Reykjavik606, Fernando Lagreca, Satore, Ernie, entre otros muchos, tienen el suficiente voto de confianza para hacer gozar al personal. Todos ellos recomendados al 100% y no vamos a enumerar sus cualidades si sabes de qué pie cojea cada uno si eres un lector habitual de E&R.

Los horarios de las actuaciones por días son los siguientes: 


Y antes de finalizar este artículo, aquí van dos recomendaciones por días que quizá no sobresalen mucho en el cartel pero que nos hacen pensar que cumplirán con creces.

·Red Axes

El dúo israelí han publicado en sellos como I'm a Cliché, Correspondant o recientemente en Hivern Discs, que todo lo que toca lo convierte en oro. Se intuye una actuación, como mínimo, divertida.


·Zombies In Miami

Los mexicanos Jenice & Canibal, integrantes de Zombies In Miami, serán otros que a base de sonidos retro y latinos propios del sello Cómeme pondrán un punto de frescura y desinhibición a la primera jornada del festival.


·Owen Jay

No diga Owen Jay, diga verdadero Deep House. El responsable del sello maltés Batti Batti es de esos que harán sesiones propicias para el clima mediterráneo veraniego. Refrescante y con clase a raudales.


·XXXY

El caleidoscopio musical de Rupert Taylor con su House que linda con el sonido Bass más británico le convierten en uno de los tapados capaz de poner patas arriba a todo el mundo.


·Alex Barck (Jazznova)

Un hombre que viene de la mítica formación Jazznova y que es un habitual de Sonar Kollektiv simplemente no puede fallar. Sutileza toda la que quieras y más.


·Redshape

Y acabamos con Techno puro y duro. Sin dar respiro ni concesión a nadie. El hombre pegado a una máscara roja repartirá zapatilla para acabar todos exhaustos y con la cara embrutecidamente feliz. Así se acaba un festival.


-¿Y la noche?

El otro gran acierto de un festival como ElectroSplash viene de los clubs de la zona, ya que quién no quiera irse pronto a la cama tendrá jarana en garitos como Red 74, Warhol y Quijote donde es probable que más de un artista se deje caer por allí como Marc Piñol que avisa por sus redes sociales que viene con ganas. Aquí dejamos su programación.


Todos estos puntos hacen que ElectroSplash tenga ante sí un bonito reto para posicionarse como una de las citas imperdibles del verano festivalero español. Esperemos que esto suceda por el bien de todos los que nos gusta ir un poco más allá de la fiesta pura y dura.

0 comentarios: