Translate

lunes, 21 de diciembre de 2015

David Elpezs y sus secuencias ambientales, fuerza technoide y cintas de vídeo

Entrevistamos al director de Electromagnética por su nuevo álbum Un camino para la señal


Antes de enfrentarte a esta entrevista hacemos una serie de advertencias. Posiblemente sea de las más largas publicadas en esta casa, vas a leer mucho. En ella se va a hablar de música abstracta. De hecho, vas a poder descargar, en exclusiva al final de la misma, dos producciones de este estilo de electrónica. Si no te gusta la música sin bombos y con un alto grado de experimentación y no quieres descubrirla, deja de leer. Se habla de la escena madrileña, concretamente del Techno, desde un enfoque crítico. Muy crítico. Así que si esperas algo complaciente también recomendamos dar a la X en la esquina de tu navegador. Si eres muy madridista también hemos de avisar que el Atleti inunda la charla. Por tanto, una vez que hemos seleccionado nuestro público como Aphex Twin (una figura capital para nuestro protagonista) disfrutaréis descubriendo a una persona cercana y con las ideas muy claras. Y es que David Elpezs es de esos personajes que necesita una escena sana, aunque yo le comento entre botellines que a veces se pasa de troll. De convicciones musicales fuertes, no se calla una pero siempre con un poso humilde, como del lugar de donde procede. Actualmente presenta Un camino para la señal, un nuevo trabajo en largo donde combina imágenes con sus secuencias llenas de los sonidos ambientales y atmosféricos que le pirrian; y que en un tono jocoso nos confiesa que sus amigos los definen como música para ballenas. El responsable del programa Electromagnética, que no quiere fotos en las que se le vea la cara, nos cita en el Bar José Luis, al lado del campo de fútbol de Boetticher, para que veamos el Atleti-Reus de Copa del Rey mientras hablamos sin tapujos de una pasión en común que va más allá de los colores rojo y blanco. Estamos en familia. Estamos en el barrio.


-Lo primero de todo ¿por qué hemos quedado aquí, en el Bar José Luis?

Lo primero porque juega el Atleti y hay que verlo en algún lado. Lo segundo porque puestos a elegir algún bar de aquí del barrio pues qué mejor que en el que me he criado. Desde los 16 años vengo a este bar cuando. Aquí hacíamos nuestros warm-ups antes de ir a las fiestas de La Cubierta de Leganés donde nos ponían nuestros temitas y sesiones…

-En cassette, imagino…

Claro, claro. Solían ser sesiones nuestras. En aquella época había muy pocos Dj´s en el barrio, tenías el privilegio de ver pasar coches que llevaban tu cinta, que en realidad eran cuatro cintas contadas. Cuando la música era menos volátil.

-Bueno, fuera de coñas estamos aquí para hablar de Un camino para la señal. Imagina que soy un zoquete que no ha escuchado música electrónica en mi vida y que se piensa que David Guetta es House ¿cómo me explicarías qué es tu disco y cómo es tu música?

Pues quizá sea la manera más fácil de "atacar" a alguien. La música que me sale, no la que intento porque no pongo ninguna intención cuando me pongo encima del secuenciador, es algo bastante abstracta y complicada para alguien que no esté acostumbrado o no tenga nociones pero que la absorbería bien y le sería agradable. Te pongo un ejemplo, si se lo pongo a mis contactos que hace tiempo que están fuera de juego de este mundillo me dicen “oye, ha estado bien, la he puesto en casa y no ha pasado nada”, si produjera Techno seguramente la quitarían a los dos segundos. Es música que pretende ser escuchada.

-Es muy buena definición. Pero de forma más técnica, es un LP que lo divides en tres EP dependiendo del elemento predominante. Desde luego eres ordenado para ciertas cosas…

Sí, para ciertas cosas. ¡Pero deberías ver mi armario! (risas)
Sobre todo al ser tal cantidad de música ya que entre los tres bloques son 16 temas…

-¡Hostias! Te has marcado un Hawtin en cuanto a extensión

Sí, bueno un “Hawtin” con tropecientas comillas. Esos 16 temas están seleccionados de unos 32. Consideré oportuno ordenarlos así porque era muy personal otro tipo de colocación. Lo he intentado de otras maneras, incluso le he pasado la música a gente que le gusta lo que hago y me han dado distintos órdenes y al final he preferido ordenar los tracks por su naturaleza. La primera parte son los pads muy atmosférico, la parte melódica y más secuencial en el centro y la parte de batería, que tiene tramos que pueden ser pinchados, al final. Un orden progresivo en intensidad.

-O sea que tú eres de los que pide opinión a terceros a la hora de sacar tu música.

Para mi es muy importante porque al hacer la música de una forma natural no me fío de mi porque saco cosas muy personales y además tampoco me considero un buen productor o un productor grandilocuente que tenga algo que decir cada vez que publica algo, entonces necesito un feedback externo que me diga que, efectivamente, estoy diciendo algo. Porque si hay algo que no quiero que ocurra de ninguna manera es publicar música superflua. Siempre necesito una opinión con criterio, que en mi caso es mi amigo Néstor Carmona el que me guía un poco diciéndome que es lo que mola y lo que es un mierda con total sinceridad. Y eso me da mucha más seguridad porque vuelvo a escuchar el tema y me doy cuenta que de verdad mola. Pero hasta ese momento no las tengo todas conmigo.

-Me llama la atención el artwork es una cinta beta, ¿quieres remarcar ese espíritu analógico, antiguo y hasta casi inocente como cuando grabamos las pelis de Indiana Jones de Tele 5?

En cierto modo sí. Ya no analógico porque estrictamente hablando, sintetizadores analógicos tengo pocos, pero sí que quiero remarcar el Hardware. La máquina. El bicho. Hablando de la volatilidad que hemos mencionado antes y recurriendo al tema de la portada, yo ahora mismo tengo un disco duro con 500 pelis que las disfruto mucho y tal, pero el VHS que tenía en casa que me regalaban los Reyes lo ponías 500 veces. Soy de los que opinan que el soporte le da más continuidad en el tiempo a una obra. A mi me gusta la música y también la maquinaria. Puedo estar una tarde con mis cacharros y no hacer nada de música, solo mirando y destripando su interior.

-¿Pero no es un poco contradictorio querer dar valor a lo físico cuando tu música solo se consigue de forma digital?

No es que sea contradictorio, es que no hay más cojones que hacerlo así. A mi me encantaría que se hubiese hecho un doble en vinilo con esto y hago un llamamiento para el que se anime porque los álbums están ahí para el que quiera reeditarlo y remasterizarlo.

-¿Qué máquinas has utilizado para este disco?

Me encanta que me hagas esta pregunta porque me gusta mucho el instrumento. Hace poco hablamos en Electromagnética de la conexión del hombre y la máquina ha evolucionado en la sociedad porque ha hecho que evolucionemos a nivel musical y social, desde el primer tambor hecho con tripas estiradas a nuestros días.

Básicamente está todo secuenciado en una MPC 1000 y con un Beatstep Pro. Para los sintes y cajas de ritmos sobre todo he usado un Access Virus C, un Korg Radias, la TB-3 que me ha sorprendido para bien, que para quien no lo sepa es la emuladora de la TB-303. Un Waldorf Blofeld, un Roland JV-1800 que es un rack increíble. Un TG-77 que es una máquina FM espectacular y una MC-909 que es la madre de los beats.

En cuanto al procesado he optado por un Quadraverb, un Lexicom MX300 y un TC350.

-Has hablado antes del proceso compositivo, y efectivamente yo siempre te he visto como un tipo muy natural que se basa mucho más en el instinto que en la técnica a la hora de elaborar tus tracks...

Pero descarado. Yo soy un analfabeto musical y no tengo teoría musical ni he asistido a ningún curso donde alguien me haya enseñado...

-A eso iba, me gustaría saber si has ido a alguna escuela de sonido o todo lo que has aprendido en cuanto a producción ha sido a base de tutoriales y prueba-error...

Vamos a ver que no hayas ido a una academia o no tengas un título que acredite lo que sabes, y hablo del tema máquinas excluyendo todo lo que sea teoría musical, no significa que no hayas estudiado. Las tupas que me he pegado a leer en diferentes webs, en foros, en tutoriales que hay por la red e incluso haciendo preguntas directas a gente que sabes que pilota de esto y gasta su tiempo en ti es casi como un curso. Soy 100% autodidacta y ese impulso está lleno de pasión y al final eso de quedarte hasta las cuatro de la mañana leyendo Hispasonic puede ser la mejor academia.

A nivel de teórica musical cada vez intento improvisar menos porque cuando no sabes teoría musical el teclado rápidamente se te queda pequeño y al no entender la matemática del solfeo tienes la sensación de hacer todas las consecuciones de las notas, y no hay nada más lejos de la realidad. Mi amigo Carlos Sheetone me está ayudando con eso. Me estoy poniendo las escalas pintadas en el teclado e intentar absorber al máximo el círculo de cuartas y de quintas. Como se puede comprobar, como todo en mi vida, intento ir al objetivo con mínimo esfuerzo. Una máxima para mi. (Risas)

-La diferencia de este trabajo respecto a otros es que ahora estás presentando tu música en formato audiovisual. Comprobamos su importancia en ‘Aeropuertos en lapso de tiempo’, uno de los temas que nos has cedido donde el nombre hace referencia directa a las imágenes….

Bueno para empezar tengo que dejar claro que yo no soy editor de videos, ni lo quiero ser y los vídeos están editados con la ley del mínimo esfuerzo con el programa nativo de Mac. Lo que sí que he intentado es hacer la música con las imágenes, con los vídeos proyectados en loop en mi estudio. Me explico: en este tema en concreto tenía puesto el video con los aviones en time-lapse mientras yo cacharreaba y cuando levantaba la cabeza y veía al avión despegando pues que esa imagen me evoque música y secuencias. Luego ya la interpretación final está grabada en directo con el vídeo puesto y en una sola toma. Me pongo el vídeo durante 10 minutos e intento que las interacciones de las máquinas vayan acompasadas a las imágenes. Que las imágenes me lleven a hacer un tipo de música de una forma cinemática. Y es que mi próximo proyecto va a ser la elaboración de una banda sonora para un largometraje; y esto es algo que, hasta ahora, solo sabía mi novia y mi gato.


-Así que Un camino para la señal ha sido tu banco de pruebas para tu siguiente proyecto….

¡Exacto! Ya he empezado a hacerla y, aunque evidentemente para este trabajo me tendré que poner mucho más técnico de lo que soy, lo que he querido hacer con el disco es ser capaz de plasmar en el secuenciador de una forma natural lo que me evocan las imágenes.

-Pues hablando de cine, romper la cuarta pared es cuando los personajes interactúan directamente con la audiencia. Me gustaría que me hablases del juego de silencios que haces en 'Pulsar después de hablar' porque me parece que es la misma técnica para involucrar al oyente, y te lo digo sin ver el vídeo.

Joder, me alegra que me lo digas porque esa era la intención y es el mayor piropo que me puedes echar. De hecho el vídeo quería remarcar eso y que esa idea estuviera más nutrida. Jugar con los silencios y hacer partícipes al que lo escucha. De hecho este álbum estuvo a punto de llamarse Relación señal-ruido porque es lo que crea el sonido. Por eso tiene ese momento de silencio después de una amalgama de noises que intentan invadirte y a la vez tiene una melodía melosa algo soterrada y llega el silencio como un descanso para que luego vuelvan a intervenir todas las secuencias de nuevo.


-Una cosa eres tú pinchando y otra cosa eres como productor que no tiene nada que ver. ¿Cómo te definirías como artista? ¿el technero-bakala que compone Ambient?

Soy un bakala gafapasta. ¡Un bakapasta! Es que soy bakala porque es lo que he mamado toda la vida y moriré con mis Salomon puestas; pero claro, después de escucharte según qué discografías si te ha llegado muy a dentro la música de Brian Eno o Tangerine Dream y te pones delante de un secuenciador, vas intentar hacer algo inspirado por ellos.

-Es que son dos nombres que se nota mucho que te inspiras en ellos….

Es verdad: el IDM de los 90, el Ambient puro, hay artistas actuales como Off Land que no son muy conocidos…. También hay una cosa que siempre digo y es que el 90% de música que escucho es sentado por lo que me entran mucho mejor los sonidos tranquilos y que me ayuden a olvidar mi mundanal ruido. Sin embargo cuando yo me voy a la pista soy un ultra. Soy un bakala. Soy el típico que, y lo siento mucho, le hace una peineta al Dj si no le gusta la sesión. Y cuando me pongo a pinchar a mi me gusta hacer bailar. Y el baile y el Techno son palabras sinónimas

-También eres un romántico de la leche que no suele editar su música en ningún sello. Que la compartes a cambio de nada, solo por puro placer de hacerla y que los demás la escuchen. Que les dirías a aquellos que ahora mismo están pensando menudo gilipollas que regala su trabajo….

Si bueno, mi música se puede adquirir en Bandcamp de forma gratuita pero hay una opción para donar lo que uno considere oportuno que va a la asociación de Geométrika FM para fines sociales.

Pero para ser completamente sincero he enviado alguna de las partes del disco a una serie de sellos españoles que me gusta la música que sacan y en cierto modo la venden (aunque ya me encargaría yo de que estuviera gratuitamente en alguna plataforma) pero no tuve el feedback necesario, o si lo tuve pero percibí cierta desidia o directamente no me contestaron. También lo intenté con Psychonavigation y me dijeron que sí, que les gustó el disco pero cuando ví cómo lo querían sacar vi negocio en el tema, y del que no me gustó, porque si yo no comerció con ella no voy a permitir que terceros lo hagan.

¿Qué le diría a alguien que quiere vender su música? Si vendiendo su música va a sacar pasta, que la venda. Si saca para poder vivir o para poder comprarse una máquina, que lo haga. Pero por norma general, y más con esta música tan minoritaria, si tu pones un álbum de estas características a la venta con 16 temas a 8 euros, que dirás que no es tanto, se lo descargan como mucho 25 personas. De esos ingresos entre lo que se queda Bandcamp como gestor y tal, no te llega ni para un cuarto de borrachera cuando yo en máquinas me gasto una barbaridad. No tiene ningún sentido. Si yo regalo mi música, llego a más gente. ¿Qué dejo de ganar? ¿70 Euros? Si el otro día me compre una máquina de 500 y esto lo hago por amor al arte.

Alguno dirá que no le doy valor a mi música, pero para mi el valor va en mi tiempo, en mi sentimiento y en mi visión de la electrónica. Una cosa es el valor y otra cosa el precio. Creo que la música liberalizada, bien llevada, te puede dar más y generar más interés.

A mi me gusta la figura de los juglares. No iban vendiendo sus canciones, iban de pueblo en pueblo cantándolas.

-Pero luego pasaban el sombrero…

Evidentemente tú no vas a ir a un garito donde se están vendiendo copas a tu costa y no vas a cobrar. Eso es estúpido.

-Bueno, no te creas eso de que vayas a cobrar así tan alegremente….

Vale, que sí, que se hace. Y yo lo he hecho y puede que lo vuelva a hacer. Pero lo que me refiero es que tienes más posibilidades que alguien te contrate si tu música la escucha más gente. Es matemática.

-Y si por casualidades de la vida, Warp o Apollo llamaran a tu puerta…. ni romanticismo, ni pollas.

Bueno en cierto modo ya me ha pasado. El recopilatorio en vinilo de Music For Machines de John Beltran iba a venderse y no me iba a poner fantástico diciendo que no lo hiciera. Salgo en el vinilo entre Kirk De Giorgio y John Beltran y tan feliz. Vamos a ver, el romanticismo no es que tenga un límite sino que donde acaba un tipo de romanticismo empieza otro que en este caso fue salir en un recopilatorio con John Beltran. Y si me llama Warp por supuesto que lo venderé. Una cosa no quita la otra.

-Un camino para la señal es el título del álbum, ¿cuánto tiene de filosófico y cuánto de técnico ese concepto?

Un 50% de cada. Técnicamente se refiere a la síntesis que es algo que me flipa. Creo que es el arte más bonito que he tenido entre mis manos, y sintetizar desde un tono puro a que salga un pad con el proceso y que te encante y tal, creo que es lo más cercano de lo que he estado de crear, si es que lo he llegado a conseguir. También por mi trabajo, que tiene que ver con las telecomunicaciones, y constantemente tengo que estar revisando el camino de la señal para que, efectivamente, las cosas salgan. Por ahí van los tiros.

Y de forma más romántica, el título se refiere a cómo llega la música a la gente. El camino de la señal acaba en un receptor que es un oyente. A mi siempre me ha flipado las diferentes formas en las que llega la música a la gente: radio, Bandcamp, el descubrimiento de una canción en una web, en una anuncio o en una peli, la recomendación del boca a oreja…. Ese también es el camino de la señal que puede empezar en el tono puro y puede acabar en el CD olvidado en el coche de alguien que lo ha puesto en una rave

-Entonces, ¿todos los caminos conducen a la música?

Para los melómanos todo está relacionado con la música. Siempre hay una canción para cada momento.

-¿Y quién señala tu camino?

Ahí sí que no pretendo nada. Cada uno tiene su camino para su señal. Nada me gustaría más que, yo que sé, por ejemplo una pareja se vaya de mañaneo y se ponga este disco para relajarse y lo que surja y que dentro de cinco años si vuelven a escucharlo les evoque un olor. Pero esto ya suena demasiado pretencioso.

-Aprovechando que estamos viendo el Atleti ¿Sigues manteniendo que Aphex Twin de ser de un equipo de fútbol sería colchonero? Argumenta tu teoría, por favor

La verdad es que esta afirmación está cargada de antimadridismo. ¿Y por qué digo esto? Porque el Madrid es más David Guetta, es más Skrillex. Bueno también podría englobarse al Barça pero no le tengo especial manía. La analogía viene porque la música aparentemente incómoda como la de Aphex Twin, que en una primera escucha puede echar para atrás, es como ser del Atleti que aparentemente puede parecer incómodo y además somos incómodos para los otros dos. Esa insoportable carga puede ser el Selected Ambient Works o el Braindance.

-Hace poco leí un comentario en una red social que decía que el underground de ahora en Madrid no es como el verdadero y puro underground de hace 15 o 20 años… yo veo a gente como Geométrika FM, Fémur, Analogical Force, Holydubs, Post Club, Abismal, Trauma, Limbo, las fiestas Techno Factory, el trabajo divulgativo de Captcha o tú mismo y tu equipo con Electromagnética y no puedo estar en más en desacuerdo ¿el underground existe o son los padres?

El que normalmente dice que el underground no existe es porque efectivamente no lo es. No me quiero catalogar como underground, aunque entiendo que sea la palabra para englobar a cierto tipo de público con gustos menos populares, pero si se me mete en ese saco yo lo soy porque pierdo dinero con mi pasión. Bueno en realidad lo invierto con mis máquinas y tal. Hace 15 o 20 años no sé como sería porque yo era de ir a locales más comerciales porque por algún sitio tienes que empezar, pero lo que veo es que ahora en Madrid la música electrónica de calidad la promueve gente que no se dedica a esto y que tiene poco o ningún interés en medrar con su marca personal y se guían más por querer traer a ese artista que le encanta juntándose un grupo de amigos donde cada uno pone 200€ y reza para no perder más de 50 por cabeza.

-Sí, pero ese modelo que dices quizá se centraliza en un par de salas de Madrid y poco más

Ese es uno de los problemas que tenemos en Madrid. Las salas y el puto garrafón.

-Hace 15 años también había garrafón

Sí, pero no tenía el paladar que tengo ahora. Y los domingos de hace 10 años no son como los domingos de ahora. Pero al lío, los locales que hay en Madrid no valen. Ninguno. Ni siquiera los pocos que dejan programar cosas más arriesgadas que suelen ser pequeños y un día suenan bien y al otro mal. Aquí lo que hace falta son más locales y más apoyo político para que se reactive la noche de Madrid.

-¿Tú crees que solo es problema de apoyo político -que sí, es fundamental- y no un problema de público?

Voy a hace mía una frase de Pablo Demonio en la que tiene razón, aquí somos las mismas 600 personas treinteañeras que nos movemos de garito en garito y no podemos estar en todos los sitios todos los días. No se ha renovado el público. Y esto viene porque aquí en Madrid tuvimos una música de mierda, el “minimalo”, que apretó durante seis o siete años y los oídos no se educaron como se educaron a la generación que viene del Cocoon, el Soma, la Universal…

-Ufff yo eso te lo debatiría, no sé si eso es exclusivamente por culpa del minimal…

Yo creo que sí, la crianza de la gente que nació entre el 84-87 no puede compararse musicalmente a la que nació en el 79 y los primeros 80 en Madrid. Por lo menos en cuanto a Techno. En el House es otra cosa porque hubo más alternativas.

-Pero tampoco te hablo de treinteañeros, que sería nuestro caso, sino de los veinteañeros que deberían ser los que llenaran los clubs y nuestro relevo natural.

Claro, ¿Y dónde está esa gente? ¿Por qué esa gente que va a ver a Richie Hawtin no tira para atrás en Discogs?

-Es curioso que vivimos en una época con un montón de información a mano y parece que la gente pasa mucho más.

¡Pasan del tema tío! Antes, las posibilidades de encontrarte con la música, año 2000, era ir por Plaza España y que uno estuviera repartiendo flyers en el que ponía Surgeon. Mirabas el flyer con la información escasa y te buscabas la vida descubriendo la música de ese artista. Lo mismo Sonia Briz ponía una sesión suya en Zona 3 y alguien lo grababa y se lo copiaba a otro y así. Había una actitud activa.

Ahora, con el mundo a nuestros pies, la gente pasa. Va a ver a Richie Hawtin sin interesarse nada por su carrera. De dónde viene, qué música ha hecho antes. Los niños del barrio, como los llamo yo, están estancados en una música que hace cinco años les decía que era normal que lo escucharan pero que ya superarían esa fase. Y no, ahí siguen como locos dejándose la pasta para ver a Marco Carola en Año Nuevo, que con todos mis respetos no es la sombra de lo que fue.

-Hablando de escena, eres de Villaverde como el menda, un barrio que suele ser noticia en medios generalistas normalmente por sucesos. Sin embargo estoy reparando que en Madrid es un sitio que suele aportar a la escena electrónica madrileña. Los creadores de CODE son de aquí, tenemos a JackWasFaster que alguno llama el Weatherall de Villaverde, Diego Martínez que participó en varias sesiones la década pasada, tenemos a David elpezs…. ¿a qué crees que se debe?

Aquí podríamos tirarnos el pisto diciendo que “en los núcleos deprimidos la música se abre paso y tal”; como si esto fuera el Detroit de Madrid. Y no. Yo lo que creo que aquí hemos tenido que buscar la manera de entretenernos y hacer un poco el Juan Palomo. César Almena iba conmigo al colegio. El tío de Villaverde Alto que más lejos ha llegado. Pero aquí también ha habido una pequeña escena rave muy curiosa. Teníamos ahí el Hangar en la nave de Boetticher o raves en algún descampado. También gente de Villaverde Bajo sé que se montaban su propia fiesta en la parte del río. Luego el monasterio nos pillaba cerca.

Pero independientemente de la música, Villaverde acabará siendo un Detroit y me estoy refiriendo en el aspecto social, ojalá que en el musical también.

-¿Por qué no se ve a ElPezs dentro del circuito de clubs? ¿No te llaman (ni te ofreces) para pinchar o es que no quieres pertenecer a ese mundo?

Siempre estoy dispuesto pero tengo mis condiciones. Y es que donde yo pincho entiendo que convoco a gente, bien porque son mis amigos o bien porque se interesan por mi música, y no convoco a nadie a sitios donde venden garrafón. Y la experiencia también me dice que cuando me he juntado con gente de la noche que quiere hacer pasta con la noche acabo siempre con la cara pintada. Que si no te quieren pagar, que si te llaman cuando hay un cabeza de cartel y te tratan como si te estuvieran haciendo un favor… En mis raves he disfrutado momentos musicales haciendo bailar a 300 personas amaneciendo y cada uno con su bebida y tan felices. Así que favores ninguno.

Me considero más Dj que productor y de lo primero sí que estoy seguro que soy bueno (de lo segundo tengo mis dudas) por lo que siempre estaré abierto a propuestas pero no voy a cualquier lado a cualquier precio. Y sobretodo no llamo a ninguna puerta. Si alguien me llama, como el año pasado que fue una sorpresa que la gente de Soma me lo dijera para pinchar en su after, pues ahí estaré para ver qué me ofrecen. Es obvio que si no conozco el local, no voy a ir un día específico a hacer una cata para saber si venden o no garrafón (risas)

Por muy ravero que sea, yo me he criado en clubs y seguiré yendo a clubs. Y nada me gustaría más que “compartir cabina con“ y lo que significa por dirigirme a un público importante.

-Explícate.

Sí, es muy fácil. Imagina que un promotor me llama y me dice “Oye David a ti que te gustan los sonidos Ambient, ¿te gustaría hacerle un warm-up a Mike Paradinas?”. Yo sé perfectamente que ese warm-up se me va a entender. “Compartir cabina con” el privilegio es el público que va a ir a ver a ese “con”. He puesto un caso extremo que a mi me encantaría y que incluso haría la vista gorda con el tema del garrafón (carcajadas)

-¿Y para cuando una nueva Rave De Los Comidos?

Este año ha sido el primero en 11 que no se ha hecho. Para mucha gente los 30 están siendo los nuevos 20 pero para muchos están siendo el camino de la señal normal. Mis amigos ya tienen sus hijos y sus historias; y este año que yo no podía mover el asunto pues nos hemos ido borrando. Se intentará como RDLC el año que viene pero como Electromagnética siempre se hace una al año, seguro.

-Pues vamos a hablar de Electromagnética, no es un programa de radio al uso porque no tenéis limitación de tiempo en el estudio

Con Radio Ritmo hemos tenido mucha suerte en ese aspecto. La verdad es que Electromagnética es una radio a nuestro uso. Electromagnética en realidad es lo que sabemos hacer, hablar de música con una temática que guía el programa. Y te lo preparas y buscas datos. Sin buscar la atemporalidad de una manera intencionada, creo que lo logra. Una de las cosas que me pone palote es que dentro de 300 años quien busque información de Robert Hood en español y dé con Electromagnética pueda encontrar un buen resumen de su figura. Además nosotros nos pensamos que la música electrónica lleva con nosotros toda la vida pero en realidad está en pañales. Somos los privilegiados que estamos viviendo los inicios. Nuestro privilegio es que estamos poniendo sonido sobre silencio.

-¿Cuál es el programa del que te sientes más orgulloso?

Electromagnética sobre todo se sustenta en los colaboradores del programa. Yo te puedo decir que el 90% que sé de música lo he aprendido en la radio de la mano de Electromagnética. Quien haya empezado a escuchar EM hace cinco años ha aprendido a la par conmigo.

Pero si me tengo que quedar con un programa, que no es que me sienta especialmente más orgulloso que por otro sino que es uno de los más emotivos, es el homenaje que hicimos a la generación de Zona 3. Aunque también sería injusto dejar fuera Technoculturetas, los dos últimos que hemos hecho que tiene un trabajo de documentación impresionante por parte de Alex Segura. Ha plasmado algo social, filosófico y musical tremendo.



-Ahora que estamos a finales de año y llegan los premios y listas con lo mejor del año ¿con qué te quedas tú?

A nivel de discos no ha sido año de LP´s que yo soy muy consumidor de LP´s. Para mi el mejor ha sido Tundra de Lakker. Hace lo que yo llamo T.O.C.A (Techno Oscurito Con Atmósferas).

Como sensación musical me quedo con la experiencia de Dekmantel. Estuvimos media centena de españoles por ahí repartidos y no recordaba lo que era pegarse un festival fuera de nuestras fronteras. Y ojo que a mi me gusta el barro nacional pero cuando te vas a un sitio así y te encuentras con esa comodidad y esa calidad de servicio... Me quedo con el público español aunque seamos más soeces, pero soy muy cañí con el bakala español de toda la vida; pero con el empresario holandés es mucho más serio que el empresario español. Encontrarte con una cosa como Dekmantel a los 34 años me ha molado mucho.

-Aprovechando que estamos tan bien en el bar Jose Luis viendo al Atleti, vamos a hacer un juego de analogías ¿quién es el Cholo de la electrónica? Un tipo con liderazgo con discursos que calan, que motiva en el trabajo y que, encima, cumple objetivos y consigue éxitos.

A lo mejor no hay figura tan buena para compararla con el Cholo pero yo creo que la cosa estaría entre Jeff Mills y Surgeon. Son dos personas que llevan impartiendo seriedad años. Han sabido renovarse en el momento adecuado, han sabido volver a los orígenes en el momento adecuado, saben dar pista, han tenido pocos momentos oscuros en su carrera porque hubiera sido fácil caer en el lado oscuro del minimalo en 2007 y continuaron a lo suyo. Mills tuvo una época más atmosférica que te puede gustar más o menos pero era donde quería ir.

En cuanto a personalidad fuerte quizá ninguno se asemejaría a Simeone pero a nivel de tótems seguro. Podría meter también a Aphex Twin pero ha sido irregular y nos ha tenido mucho tiempo sin música.

-Y los Cerezos y Giles del mundillo, de los que no tienen el mas mínimo amor por esto y solo están por la pasta.

Sin duda alguna, los que aquí en Madrid montan esos festivales mastodónticos sin pies ni cabeza donde se hace una llamada a la juventud y se les está dando una cultura musical pésima. Es que la música de esos festivales es objetivamente mala. Si de verdad tuvieran amor por esto, se arriesgarían y meterían a artistas que de verdad tuvieran algo que decir, y no lo hacen.

Pero es que luego vas ahí y la calidad de servicio es de juzgado de guardia. Das un servicio de mierda y ofreces una música objetivamente mala y eso es cagar donde comes. Es que es normal que cuando la gente más joven que acude a estos festivales llegue a los 30 pase de la música y de todo este mundillo.

-Jackson Martinez, el figura que va camino de pufo

Es que a mi Jackson Martínez me gusta, así que no sabría qué decirte. Acabará triunfando.

-Griezmann como el crack

A mi me gusta mucho Blawan. La escena Techno necesitaba un poco de aire fresco. Mulero, Mills, Surgeon, Dave Clarke, James Ruskin… y cito tótems. ¡HUELEN! Y no huelen porque sean malos sino que huelen porque los he visto infinidad de veces. Una película tiene que ser muy buena para ponértela 500 veces. Y me siguen gustando pero parece que siempre estamos encerrados en el mismo círculo vicioso y el Techno tiene muchas maneras de ser expuesto. Y Blawan ha venido a dar un sonido nuevo al Techno. Y fíjate que fue Surgeon el que le dijo “Chico, aquí tienes tu espacio”. Surgeon es un jefe porque ha tenido la sensibilidad de hacer eso, cosa que cualquier otro puede decir “no saco a este, no vaya a ser que me coma el pastel”.

-Torres, el chaval de la cantera que despuntó muy joven, mostró amor por su club, triunfó fuera y ahora vuelve al club de sus amores quizá no tan fino como antes pero que puede despertar en cualquier momento.

Si no llega a ser por el repóker que se ha marcado Richie Hawtin, te diría él. Espero que Torres haga lo mismo en el Atleti, pero también te digo que le tenía más fe a Hawtin que al Torres actual.

-Y el público de la electrónica ¿como lo ves? ¿Cómo hooligans apasionados o comepipas que tragamos con todo?

El Frente Atleti de la electrónica en España es Madrid. A mi me gusta mucho la pista de Madrid en cuanto a intensidad, acidez y compadreo. Me gusta mucho Barcelona, es una ciudad que intento visitar anualmente porque allí tengo familia y amigos pero la pista de Barna no tiene absolutamente nada que ver con la de Madrid. Para empezar por el factor guiri. Vas al Moog que es una sala que me gusta mucho, que es muy pequeñita, te encuentras con uno de Hospitalet y te das un abrazo con él. Y no existe una comunión de pista como la que hay en Madrid. Si la fiesta es un sitio más o menos pequeño, está lleno y la música y sonido está bien, puedes salir conociendo a todo el mundo. Yo me he ido de mañaneo con gente que he conocido en una fiesta y ahora son mis amigos. Valencia antes también tenía ese punto y parece que está remontando. 

Aunque el problema que adolece la escena a la que pertenecemos, y que creo que es de culto, es el mismo en todos los sitios, la falta de un público consistente. Está tristemente poco relevada. Así que chavales, si estáis leyendo esto: veniros a estas fiestas que molan más, las chicas no tienen las tetas operadas pero dan mejores conversaciones.

-¿Y cómo ves los medios de comunicación especializados?

Aquí voy a citar a Fito: Los mejores medios son las flores que crecen entre la basura. A mi me gustan los medios que dicen las cosas francas. No hay cosa que mas me toque los cojones que leer una crónica donde el redactor se nota que está escribiendo pensando en hacerlo bien para que le vuelvan a dar el pase VIP. En cuanto detecto eso, esa página deja de estar en Mis Favoritos de mi navegador.

Donde están las cosas que molan, pues en sitios donde se la pela lo que tienen que decir porque son independientes y no tienen ninguna necesidad de morderse la lengua.

De medios comerciales no me gusta prácticamente ninguno, aunque siempre he sido seguidor de Clubbingspain. Pero tengo que decir que un medio que nunca me ha gustado su modus operandi como ha sido Vicous, últimamente hace buenos artículos en según qué momentos. Y creo que es la única publicación que tiene un verdadero poder económico que le pueda permitir dar un empujón en la dirección correcta a todo esto.

-Pues vamos a ir cerrando que llevamos una hora y pico de palique, así que si quieres añadir algo más, es tu momento.

Muchas gracias por dejarme explayarme. Me hace mucha ilusión que me entrevistes tú, además en el Bar Jose Luis viendo al Atleti. No puede ser más romántico. Y sobre todo saludar a todos que hayan llegado a esta parte.

_____________________________________________

Puedes escuchar y descargar libremente 'Aeropuertos en Lapso de tiempo' y 'Pulsar para hablar' desde nuestro Soundcloud.


1 comentarios:

Anónimo dijo...

La musica mola pero los videos tengo que decir que son bastante malos. Prefiero cerrar los ojos para no verlos. Me parece curioso que que uses la emulación de la tb cuándo te he escuchado decir que las tr's nuevas son un plasticucho