Translate

viernes, 22 de julio de 2016

Nosaj Thing, la batidora de ritmos

Por Patri Nieto


Empecemos por el final: Jason Chung conocido como Nosaj Thing, puso en pie el auditorio del Caixa Fórum en su paso por Madrid el pasado martes en la propuesta de la productora de eventos Delicalisten, forma parte el ciclo de Noches de Verano de la Fundación Caixa Fórum. El productor californiano deleitó a un reducido grupo de afortunados con la presentación de su último directo demostrando que su discurso sonoro va más allá de un Hip-Hop experimental y licuoso o un Ambient ensoñador. Olió sangre y mordió para sorpresa de todos con un live donde puso a prueba su versatilidad como beat-maker todoterreno.


El directo presentaba extractos de su último EP (No Reality, lanzado este año en el sello californiano Innovative Leisure, su trabajo más asequible y bailable), combinados con la proyección en una gigantesca pantalla de formas minimalistas que se movían y se distorsionaban al compás de la música, acompañando al público en la experiencia. El espacio permitía disfrutar del directo desde una cómoda butaca, pero con la entrada del vocal del track 'NR3' medio auditorio se puso en pie y ya no volvió a sentarse.

El artista californiano se plantó en el escenario con un set up digital muy sencillo: un portátil, una interfaz de audio Native Instruments, un ipad a modo de mesa mezclas y una controladora Maschine MKII; con el que ofreció un directo algo más duro de lo habitual con estructuras techno salpicadas de las características distorsiones de Nosaj y alguna nota puntual de drum n’ bass, con una vertiente muy alejada de sus referencias hip hop y funky a las que nos tiene acostumbrados.

El artista no bajó el ritmo durante todo su actuación, manteniendo al público en estado de ensoñación en las butacas o bailando cautamente en la primera fila del auditorio. Vestido con una camiseta blanca, parecía fundirse con los visuales proyectados sobre su set-up, distorsionándose él mismo con el sonido. Después de 60 minutos Nosaj paró el sonido y la sala rompió en aplausos. Fue una suerte poder disfrutar del show audiovisual que llevaba semanas con las entradas agotadas tanto en Madrid como en Barcelona. Un auténtica batidora de ritmos.


















_____________

Texto y fotos: Patri Nieto

0 comentarios: