Translate

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Boiler Troll

Por Víctor Prieto

Como bien sabéis, los chicos de la famosa plataforma streaming Boiler Room en colaboración con Ray Ban (marca que sufraga el sarao)  tienen preparado un evento para el 6 de octubre en la capital de España. Cuatro nombres de primer nivel iluminan el line up: Detroit Swindle, Gerd Janson, Deetron y Honey Dijon pinchando un set exclusivamente en plástico. Sobre el papel, una auténtica delicatessen. Pero parece que la comunidad clubber y en especial la madrileña, tan dada a dispararse en su propio pie, ha entrado en estado de excepción. Unos se quejan de que debería haber como mínimo, un artista de la tierra. Otros se quejan de que no se apoya la escena local. Otros se quejan de que hace sol. Y otros se quejan de que llueve. Bien y ¿qué cojones estoy diciendo? ¿Tanto techno me nubla el pensamiento? Nada de eso.


Desde hace basante tiempo, vengo observando un fuerte sectarismo en esta nuestra escena capitalina. Sí, he dicho sectarismo. Explicado de otra manera, lo mío y lo de mis allegados es la hiperpolla. Lo del de al lado es una puta mierda ya que no nos da coba aunque nos doble en talento y su producto sea crema. Nada, pisémosle y evitemos que destaque.

Por otro lado y volviendo al tema Boiler ¿ahora nos quejamos de la presencia de artistas foráneos en line ups? No veo a nadie rasgándose las vestiduras cuando el guiri de moda se lleva una millonada por acudir al club de turno. Las pistas de los principales clubs por regla general suelen estar llenas. Todo lo contrario que la de la fiesta de Menganito Pérez, más madrileño que el cocido y cuyo producto musical rebosa pasión y calidad a partes iguales pero se ve obligado a actuar en lugares de mierda ocultando su labor del primer plano. Por supuesto, quien tanto se queja de la presencia de extranjeros en los line ups no ha ido a verle. Prefiere ver al guiri, que lo de aquí ya está muy visto. Entonces ¿de qué nos quejamos? Respuesta: ansia de protagonismo, egolatría, ganas de trollear y dar por culo.

Y esto va también para lo que no hacen más que quejarse que si la escena tal, la escena cual o fulano tal y fulano cual, al más puro estilo de marujonas de foro barato pero que luego no apoyan una jodida mierda. Flautas andantes eso es lo que son. ¿Alguien se imagina a Kevin Saunderson trolleando a Mike Banks? No, ¿verdad?. Muy bien, aplíquense el cuento.

Si queremos una 'escena' sana y seria de una jodida vez deberíamos empezar a meternos los egos en el trasero y arrimar todos el hombro. Sólo así conseguiremos estar a la altura. Y no, Boiler Room no tiene la culpa. Con cariño.

__________________________

Puedes encontrar a Víctor Prieto en Twitter: @djVictorPrieto

0 comentarios: