Translate

miércoles, 9 de noviembre de 2016

El alegre pop sintético de Feater

El austriaco se estrena en largo con Waste The Time en International Major Label

A uno le tiemblan las canillas cuando escucha a alguien conjugar la palabra pop con electrónica, sobre todo cuando viene de medios generalistas y comerciales, porque el espectro es tan amplio que en ese cajón de sastre te puedes esperar cualquier cosa como a todo un David Bisbal pregonando que su nuevo disco es electrónica actual "muy 2017". Sin embargo, hay artistas que desarrollan un gusto exquisito a la hora de componer piezas predominantemente electrónicas con un fondo y forma que puede llegar a agradar a cualquier tipo de persona y que sería muy complicado que tuvieran un eco mainstream. Son composiciones basadas en una serie de depurados sonidos sintéticos de carácter amable que se amoldan a todos los oídos, en gran parte gracias a la baza del uso de suaves vocales, melodías pegadizas y duraciones cortas ya que rara vez alcanzan los seis minutos de duración. Ya lo dice el refrán: lo bueno si es breve, dos veces bueno. Así a bote pronto tenemos a maestros en estas lides como Jamie Lidell o, por poner un ejemplo nacional, Pional. Ahora es momento de sumar a un semi-desconocido por estas tierras como es el productor austriaco Daniel Meuzard conocido como Feater que estrenó la semana pasada su álbum debut, llamado Waste The Time, en su sello International Major Label.


Este artista de raíces norte-africanas, que creció en un pequeño pueblo de los Alpes austriacos occidentales y que actualmente reside en Viena, lleva más de una década involucrado en la música electrónica trabajando principalmente con sintetizadores analógicos y con métodos de grabación de cinta clásica. También es miembro de la formación Skymax junto a Stiletti-Ana & Sam Irl. A eso se le suma que es propietario de una famosa tienda/estudio Wavemeister Vintage Synthesizer con una clientela tan selecta como Martin Gore, Gerd Janson, Soulwax, Peter Kruder, Dorian Concept o Robert Ponger entre otros. Por lo tanto entre sus conocimientos y las herramientas que tiene a su disposición hace que nos encontremos con un LP que como mínimo va a tener un tratamiento en el sonido muy cálido y cuidado que se fue concebido con una grabadora de ocho pistas.

Precisamente con su compañero Sam Irl (productor en ingeniero de grabación) finalizó la obra en verano de 2015 y en 2013 publicó el primer single 'Digital Love', en un 7" editado en Paradeis Garage. Un laborioso proceso en el que se ha tomado su tiempo y que culmina con un total de siete cortes, donde apenas se pierde el tiempo (contradiciendo al título del álbum), ya que su escucha es amena pero merece la pena dobles, terceras, cuartas y hasta quintas escuchas para reparar en matices que presenta con el sonido Italo como punto de partida.


Un ejemplo de esto sería la apertura con 'There Is A Reason Why' que es toda una declaración de intenciones donde encontramos un homenaje al sonido Disco, tanto Cosmic como Italo, donde la voz "vodecoderizada" de Feater cabalga sobre varios sintes y teclados entre ellos un Juno tocado por Irl) de sabor ochentero. Acto seguido llega 'Waste The Time' como un animoso ejercicio de cópula entre el synth-pop más pegajoso y el electro-pop más movido. La cara A se cierra con 'Birds' que con perspectiva es la rara avis del conjunto total donde los efectos vocales son testimoniales y las atmósferas son algo más crudas, oscuras y experimentales.

Con un tempo más pausado como si fuera una deliciosa balada sintética se abre la cara B con 'Bright White Shoes' en el que el protagonismo vocal recae sobre Cornelia Frischauf que también aporta sus dotes de guitarrista. En ambos casos el resultado es sugerente y excitante. Con esa misma alevosía pero con un punto más noctámbulo presenta 'In The Heat Of The Night' que te hace pensar inmediantamente en una mezcla entre M83 y Kavinsky.

La recta final viene marcada por 'Digital Love' en clave caribeña y otra vuelta a los sonidos retrofuturistas algo más movido con 'Manipulation' contando con la etérea colaboración vocal de Oriane Meuzard en ambas. De esta forma cierra un círculo de su alegre 'popderio' sintético. Atentos porque las futuras remezclas vendrán con la rúbrica de Gerd Janson y Tuff City Kids.

0 comentarios: