Translate

jueves, 1 de junio de 2017

Paolo Iocca y D'Marc Cantu unen fuerzas en RA-1

La cuarta referencia del sello italiano trae House marciano y cósmico

Paolo Iocca está haciendo de su sello RA-1 un muestrario interesante de sonidos que tienen que ver con el House pero no en la versión más Deep y clásica de la palabra sino en una mucho más sucia, más cósmica y con arrojo casi technero. Solo hay que ver su corto pero excelente catálogo para darse cuenta de que hay algo especial en él. Una primera referencia en solitario con remezclas de Simoncino, una segundo de BXP con remezclas de D'Marc Cantu y una tercera de nuevo en solitario pero fichando a Florian Kupfer como remezclador. Para la cuarta, que se pondrá a la venta únicamente en vinilo el 9 de junio, el de Bolonia ha recurrido de nuevo a D'Marc Cantu formando equipo con él y entregando un split donde ambos aportan un original y cada uno reconstruye el track del otro. El resultado no puede ser más cautivador.


El EP se abre con 'Perilous Voyage' donde el veterano productor americano sigue fiel a sus señas de identidad que le han hecho publicar en sellos como Creme Organization, Spectral Sound, Bopside o Sequencias. Bajo una percusión que suena a pura máquina establece una serie de patrones en forma de melodías que parecen venidas más allá de Plutón. El juego de un leve sample vocal le da dinamismo al asunto para un track que no es ni mucho menos uno de esos temas que van a degüello pero que no dejan de hipnotizar. Ese fondo alienigena lo explota Paolo Iocca con una remezcla que es demencia minimalista. Un lavado de cara total que parece producido con papel de plata en la cabeza como si fuera una llamada a los anunakis más que un tema enfocado a la pista de baile. Tan loco que engancha.

La cara B se abre con Iocca 'Slant of Light' donde el italiano vuelve a soprender con una producción que serpentea hacia un House dub con unas notas sintéticas y de reminiscencia ácida que al principio extrañan (como si no encajara bien del todo) pero que van seduciendo poco a poco hasta que a mitad del track entra unos pads y nuevas melodías que no paran de crecer convirtiéndose en un ejemplo de desarrollo y progresión. Pura atmósfera.

Con este material el de Ann arbor no se anda con remilgos y aquí sí que va a hacer esguinces de tobillos con una remezcla con elementos afro y mucha diversión, cerrando así un EP bastante versátil y que sirve con una herramienta bien engrasada para ser utilizada en diferentes momentos de la noche.

0 comentarios: