Translate

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Tunnelvisions en busca de la calidez étnica

El dúo holandés presenta Midnight Voyage, su álbum debut que edita Atomnation este viernes

"Nuestro objetivo es traer nuevamente la diversión a la pista de baile". Con esta declaración de intenciones de Tunnelvisions el dúo deja a las claras cuál es su posicionamiento musical. El proyecto que une a Raynor de Groot y Emiel van den Dungen estrenará este viernes su álbum debut en Atomnation. Un LP llamado Midnight Voyage donde también nos indican que es un disco que, a pesar de su calidez, tiene un carácter nocturno.

La búsqueda de la diversión por parte de la pareja tulipán la encuentran en una contraposición de manual al sonido que funciona en los clubs europeos, principalmente de Techno. Normalmente la noche y la música de club suele estar centrada en un sonido frío, oscuro y abstracto con un tempo alto. La propuesta de Tunnelvisions es encontrar un enfoque mucho más orgánico y para eso recurren a elementos como son sonidos sudamericanos, caribeños y africanos. La combinación de música electrónica, que podriamos centrar en el house aunque hay alguna pista que coquetea con el techno más melódico, embadurnada de mestizaje sonoro siempre es agradable de escuchar y de bailar por el color y la naturalidad que desprende.

Midnight Voyage es un disco con nueve producciones donde el título de cada pista se refiere a un río o un desierto. Se abre con 'Tanami' una producción totalmente introductoria que cuenta con percusión y vocales africanas y que progresivamente nos envuelve con melodías sintéticas y elementos ácidos donde observamos la fórmula que Tunnelvisions quieren utilizar para conmover al oído y hacer mover a los pies. Es un tema que podría haber firmado perfectamente Henry Saiz. Del desierto australiano pasamos al chino de 'Gobi' donde estilizan más su hipnótico sonido introduciendo punteos de guitarras y notas a piano en un ejercicio de baile con cierto toque épico que nunca acaba de romper. Misma tónica pero un pelín más oscuro se nos presenta en 'Bayuda', tercer corte del álbum con nombre de desierto.

Y de la aridez pasamos a los ríos con la alegre 'Uele' que sube el tempo y pone en órbita a cualquiera por su simple y pegadiza melodía, sus calimbas y la exótica vocal africana, que al igual que el resto ha sido grabada sin la necesidad de recurrir a samples.

En el ecuador del álbum tenemos 'Nyri' que funciona a modo de interludio de ambient emocional y cinemático con el dúo holandés demostrando que se puede desenvolver en estilos más allá de la pista sin problema alguno. Un track funcional que sirve de impás pero que como pieza individual es muy disfrutable.

A continuación llega la parte más caribeña del álbum primero con la jamaicana 'Guava' un temazo que pide a gritos una version extendida y después con 'Kahana', ambas son una explosión de color. Finalmente sacan toda la artillería pesada de cara a la pista de baile en 'Accona' y con 'Sanaga', ambas con un componente melódico muy marcado -más recargado y épico el primero y más fino y delicado el segundo- que es puro sonido Atomnation. Así se completa el viaje de medianoche de Tunnelvisions en el que el objetivo es la diversión que encuentran a través de una calidez étnica realmente cautivadora.

0 comentarios: